viernes 12 abril 2024

Templo de San Hipólito

Conoce aquí la historia del templo de San Hipolito, uno de los templos más antiguos de la Ciudad de México, que sin duda debes de conocer

Recorrido Histórico por Bucareli: Descubre su Magia en un Paseo Único

En las crónicas iniciales, este sitio se describía como un encantador lugar rodeado de árboles, ofreciendo vistas pintorescas de majestuosas montañas. Descubrir su fascinante historia demanda disposición para dar un recorrido de más de mil pasos, deteniéndose en el camino para desentrañar enigmas del pasado y experimentar de cerca la esencia arquitectónica característica del período del Porfiriato.

La academia de San Carlos

A lo largo de los siglos, desde el XVI hasta la actualidad, La academia de San Carlos ha sido el crisol donde se han moldeado sucesivas estirpes de creadores, muchos de los cuales desempeñaron un papel fundamental en la configuración de gran parte de la herencia cultural arraigada en el corazón mismo del Centro Histórico.

Historia de la calle República de Cuba

Historia de MéxicoHistoria de la calle República de Cuba

Tambien puedes escuchar este artículo en audio

El recorrido histórico de esta calle se halla impregnado de momentos trascendentales, destacando los periodos del virreinato y la Reforma. En la actualidad, se erige como un área de notable diversidad, ofreciendo variadas opciones para el entretenimiento y la cultura.

En tiempos recientes, la vida en la calle República de Cuba ha experimentado una revitalización notoria gracias a la inauguración de espacios que promueven la recreación y la cultura. Estos lugares no solo ofrecen opciones diversas, sino que también brindan un enfoque inclusivo a las comunidades de diversidad sexual.

Esta vibrante coexistencia se entrelaza con negocios de larga trayectoria que se sitúan a la sombra de un antiguo teatro, sumando aún más encanto al escenario.

Calle República de Cuba una de los primeros trazos

Desde el amanecer hasta el ocaso, cada fachada guarda sus propias narrativas y cada esquina oculta sus misterios. El libro «La Ciudad de México,» escrito por el cronista José María Marroquí, desvela que esta vía formó parte de la traza original de la capital tras la época de la conquista. Su presencia se hace palpable en el plano trazado por Juan Gómez de Trasmonte en 1628.

Ex Convento de la Concepcion

Sin embargo, la primera cuadra sufrió el cierre posterior para permitir la expansión del convento de la Concepción. Tras la promulgación de las Leyes de Reforma, este edificio fue derribado, y en 1861, este segmento de calle se reabrió bajo el nombre de Calle del Progreso.

En la cercanía de la intersección con el Eje Central, se encuentra el icónico Cine Mariscala, cuya concepción estuvo a cargo del ingeniero Theodore Gildred. Este cine, que abrió sus puertas en marzo de 1948, fue en su apogeo un espacio con capacidad para tres mil seiscientas cincuenta butacas. Aunque posteriormente se subdividió en dos salas, acabó en estado de abandono.

Ex Convento de la Concepcion interior

En este lugar, se filmó una escena memorable de la película «El profeta Mimí,» protagonizada por Ignacio López Tarso y ambientada en los años setenta. Otro rincón relevante es el pasaje ubicado detrás del cine, que actualmente permanece cerrado por una reja.

En el pasado, formaba parte del convento de la Concepción y poseía su propia identidad con «atarjea, enlosado y faroles que iluminaban la noche, creando la sensación de una pequeña localidad», según palabras de marroquí. Más tarde, se abrió al público bajo el nombre de Callejón del Progreso.

Edificio estilo art deco en la calle República de Cuba

Hacia el lado oriental, en la esquina con la Calle del 57, se erige un edificio de estilo art déco que llama la atención por sus detalles en azulejo y un relieve sobre su puerta. Este inmueble destaca por un remate ornamentado con las figuras del sol y la luna. El diseño es obra del arquitecto Enrique Aragón Echeagaray, reconocido por creaciones como el Monumento a Álvaro Obregón y el libro «Fisonomías de la ciudad». La construcción de este edificio tuvo lugar entre 1929 y 1930.

La evolución de una de las calles más emblemáticas

La calle República de Cuba, antes conocida como Dolores entre la Calle del 57 y Allende, ha evolucionado en una animada arteria central de la vida nocturna en el corazón del Centro. En este tramo, se encuentran destinos imprescindibles dentro del relato local, tales como El Marrakech y La Purísima, elementos fundamentales de la escena nocturna.

A pasos de distancia dentro de la misma calle de república de Cuba, en el número 34, permanece un edificio de estilo ecléctico que solía albergar la pulquería «Charros, No Fifís.» Este establecimiento atrajo la atención del fotógrafo estadounidense Edward Weston, quien lo mencionó en su diario junto a otras pulquerías de la época.

El tramo subsiguiente fue denominado Calle del Águila, un nombre que adoptó a finales del siglo XVII en reemplazo de Ballesteros. Aquí se resguardan los vestigios del Teatro Lírico, una joya de las artes escénicas en el corazón de la ciudad. El arquitecto Manuel Torres Torija fue el creador de este edificio que abrió sus puertas en agosto de 1907.

El evento inaugural, un espléndido «lunch-champagne,» fue registrado en una crónica del periódico El Mundo Ilustrado, donde figuras como Justo Sierra y Rafael Icaza Landa encabezaron la celebración. El teatro se convirtió en escenario para artistas de la talla de María Conesa y en el hogar de producciones de revista.

Un punto de encuentro esencial en la zona es la cantina Río de la Plata, que a lo largo de su historia ha atraído a una audiencia diversa. En enero de 1903, un breve anuncio en el periódico El Popular invitaba a la inauguración de reformas en el establecimiento, realizadas por los señores Cosme del Torno y Agustín Núñez.

Posteriormente, el Diario Oficial documentó la venta del lugar a diferentes propietarios. Fotografías de la década de los veinte nos brindan una visión del entorno de aquel entonces: justo al frente se encontraba la tienda La Ciudad de Oviedo, en un edificio que con el tiempo fue reconstruido mientras se preservaba el nicho de la esquina. A poca distancia, en el número 55, el cabaret Iris ocupaba la planta baja del actual Hotel Princess, añadiendo un toque de esparcimiento a la zona.

Consulte nuestros otros contenidos

Echa un vistazo a otras etiquetas:

Artículos más populares